Luis Eduardo Martínez: Zonas Económicas Especiales permitirán calcar al «exitoso» modelo asiático

Economía

El diputado adeco de la fracción de Bernabé Gutiérrez Luis Eduardo Martínez dijo este jueves que la nueva ley de Zonas Económicas Especiales que impulsa la AN chavista, permitirá reproducir en Venezuela el «exitoso modelo económico asiático».

Martínez explicó que la Zona Económica Especial es una delimitación geográfica en las que se darán facilidades a empresas nacionales, extranjeras e inversionistas para desarrollar proyectos de turismo, tecnología, y otros. Además, habrá un régimen especial para lo tributario, lo laboral y se garantizarán empleos de calidad para captar talento humano, dar garantías a inversionistas, captación de capitales. Se pretende calcar el exitoso modelo asiático», declaró a Primera Página.

«Estoy convencido de que esta es la ley más importante que hemos promulgado. China, Vietnam, Singapur que son referentes mundiales de desarrollo partieron de situaciones de pobreza y hoy sus economías son exitosas, y esa experiencia es transferible. No hay en Latinoamérica, zonas económicas especiales en ningún país, Venezuela será la primera».

La Sala Constitucional del TSJ, con ponencia de la presidenta del Máximo Juzgado, magistrada Gladys María Gutiérrez Alvarado, declaró la constitucionalidad del carácter orgánico de la Ley Orgánica de las Zonas Económicas Especiales, sancionada por la AN el pasado 30 junio de 2022.

El economista José Guerra, en entrevista con El Diario,  aseguró que estas zonas libres de mercado, como lo ha explicado el chavismo, «contravienen» su origen: la estatización de la economía, un sector público grande que crecía y era el principal propietario de los medios de producción.

“Aquí, por el contrario, se busca que venga la inversión privada, sobre todo extranjera, a la cual se le dará un conjunto de facilidades, que no se le ha dado al capital nacional, para que exploten los recursos del país, básicamente con miras a generar mercados para la exportación. Allí uno de los temas fundamentales es qué va a pasar con el sector laboral, cuáles son los salarios que les van a pagar y que el país valore si vale la pena tener estas empresas, que son una especie de enclaves en el territorio venezolano. Pero claramente significan el desmontaje del socialismo del siglo XXI”, explicó Guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.